8 imprescindibles cuidados después de una Otoplastía

8 imprescindibles cuidados después de una Otoplastía

Una Otoplastía se puede hacer después de los 6 años. Esta edad es recomendable como referencia ya que la formación de las orejas ha culminado.De modo que si tienes un niño o niña que ha cumplido esta edad y tienen las llamadas orejas aladas o tiene alguna otra llamativa forma, es crucial evaluarlo para revisar si se puede corregir ello a través de una Otoplastía. 

Por otro lado si ya te has hecho tú una Otoplastía, hay ciertos cuidados imprescindibles que debes hacerte luego de este procedimiento.

1. Evita tocarte o frotarte los oídos.

La mayoría de los procedimientos cosméticos de cirugía de oído, se realizan bajo anestesia local.

Eso significa que no sentirás ninguna de los efectos como los producidos por la anestesia. 

Así que todo estará bien después de tu cirugía.

Sin embargo, tendrás que tener cuidado de no tocar o frotar tus oídos en exceso, ya sea concientemente o accidentalmente, durante las primeras dos semanas.

Esto es para mantener los oídos en el lugar adecuado y evitar dañar las incisiones, las cuales pueden retrasar tu recuperación.

Debes moverte con cuidado ya que tus oídos estarán entumecidos. También, le recomendamos dormir sobre tu espalda, para evitar presión en los oídos.

2. Usa una banda para la cabeza, especialmente si has tenido una otoplastia de revés.

banda en la cabeza

Después de la cirugía, un vendaje voluminoso cubrirá sus oídos.

De uno a siete días más tarde, este vendaje será reemplazado por una banda ancha que cubre completamente las orejas (se parece mucho a una banda de sudor).

La diadema proporciona protección para los oídos y los mantiene en su lugar, en caso de que sean accidentalmente golpeados o doblados.

La mayoría de los pacientes necesitan usar la banda durante todo el día y la noche durante la primera o las dos primeras semanas, y sólo por la noche durante un mes. Es una buena idea usar camisas abotonadas durante las primeras semanas.

3. No fumes

¡Vaya! cuántas veces lo hemos dicho. Pero lo sentimos, si te gusta el cigarrillo. No es muy buen amigo de las cirugías el cigarrillo. Sobre todo dejar de fumar antes y después de las cirugías. 

Fumar y estar cerca de otros que fuman en tu presencia puede ser perjudicial para tu recuperación.

La mala cicatrización, las cicatrices irregulares y la recuperación tardía, pueden ser causadas por el tabaquismo. Evite fumar e inhalar el humo de segunda mano durante al menos dos semanas después de tu cirugía.

4. No entres en pánico si ve descarga saliendo de su oído.

La primera semana después de tu cirugía, es común que las orejas drenen una pequeña cantidad de líquido.

El líquido puede tener un tinte grueso, oscuro o rojo. Si ves que esto sucede, puedes utilizar un hisopo de algodón y peróxido de hidrógeno para limpiar la parte externa de la oreja. Sin embargo, asegúrate de no entrar en el canal auditivo. Si el drenaje es excesivo, ponte en contacto con tu médico.

El Dr. Horacio Valdivia, siempre estará atento a cualquier circunstancias luego de cualquier procedimiento que haya realizado.

5. Mantén la cabeza elevada durante un par de semanas.

La hinchazón es una parte normal del proceso de recuperación.

Minimiza la hinchazón manteniendo la cabeza elevada, especialmente mientras duermes. Un par de almohadas para apoyar tu cabeza hacia arriba suele ser suficiente. Cuando estés despierto, debes evitar doblarte, una acción que también puede aumentar el riesgo de sangrado.

La hinchazón normalmente dura de uno a dos meses, con una inflamación residual de hasta seis.

6. No rascarse las líneas de incisión.

Es muy común sentir picazón en las líneas de incisión. La picazón suele ser una señal de que están sanando y los nervios se están regenerando. Trata de evitar rascar las incisiones para evitar dañarlas.

Ten en cuenta que si la picazón se acompaña de enrojecimiento, drenaje de algún líquido o calor, debes acudir a tu médico. Puede haber una infección.

7. Evita la exposición prolongada al sol y las temperaturas extremas durante aproximadamente un mes o dos.

Tus oídos estarán entumecidos durante unas semanas. Como resultado de ello, puedes no sentir ningún daño que podría ser causado por temperaturas extremas.

Las cicatrices tomarán cerca de un año para madurar completamente en líneas delgadas, plateadas. Hasta ese momento, evita el bronceado para evitar la hiperpigmentación.

8. Coma una dieta saludable.

Debes comer una dieta saludable todo el tiempo, es aún más importante hacerlo durante tu recuperación – tu cuerpo necesita los nutrientes y vitaminas para sanar correctamente.

Algunos pacientes encuentran incómodo comer alimentos duros en los primeros días después de tu cirugía. Si este es tu caso es posible que desees considerar el cambio a alimentos más suaves, batidos y zumos recién exprimidos.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *